LOS ROBAPERAS



Me entero de que el Ministerio Fiscal acaba de presentar un alegato contra la prueba que sostiene todo el caso Bankia y sin pausa alguna me pregunto: ¿para qué sirve realmente la fiscalía? Y acabo dando en concluir que en los últimos tiempos algunas de las decisiones de este órgano judicial están poniendo patas arriba las creencias que, desde nuestra limitada y básica idea de la justicia, nos llevan a confiar en un ente supuestamente entregado a perseguir a los criminales. Y como una sombra oscura que se nos avecina cada vez tengo por más cierto que, en consonancia con el espíritu medievalista del gobierno que padecemos, la fiscalía parece decidida a separar a los ciudadanos según categorías y, dependiendo de en cuál se encuentre cada quien, acusar o a defender.