¿QUÉ PODEMOS APRENDER?

      "(...) Hemos aprendido una cosa: Mientras el supuestamente independiente y apolítico Banco Central Europeo pueda cerrar el grifo del dinero a un gobierno de izquierdas, una política que se oriente hacia principios democráticos y sociales será imposible. El exbanquero de inversión Mario Draghi no es ni independiente ni apolítico. Él trabajaba para Goldman Sachs, en el momento en que ese banco de Wall Street ayudó a Grecia a falsear los balances de su contabilidad. Así fue como se hizo posible la entrada de Grecia en el euro (...)"


      Un préstamo en forma de magnífico y clarificador artículo de una de las voces más autorizadas en esto de la política: Oskar Lafontaine explicando la deriva social europea hacia modelos más propios del pasado y, especialmente, de la ciencia-ficción barata. La faena es que el asunto es real como la vida misma.

ÚLTIMA HORA



          El IV Reich ha dado comienzo. Dado que transitamos la hipermodernidad del siglo XXI, y aprovechando que en los manuales de historia se cuenta que el Telón de Acero no cayó gracias a las iniciativas bélicas, sino a base de golpes de dólar, los eternos aspirantes a dueños del continente, en un ejercicio de mímesis con muy poca gracia, ponen en práctica ciertos cambios en los viejos procedimientos: el Bundesbank sustituye a las Panzerdivision, las grandes empresas alemanas toman el lugar de la Luftwaffe y el Bundestag asume el control de las antiguas Waffen-SS. Polonia ahora se llama Grecia y la expansión del Imperio por la vetusta Europa es sólo cuestión de tiempo. Presumiblemente el mismo tiempo que se tarde en encontrar un sustituto del tipejo del bigotito. Si es que no lo/la han encontrado ya. 

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/08/18/actualidad/1439920217_001347.html

Seguiremos informando.